Pela roques

Aina Amblàs Casals

El pela-rocas (Tichodroma muraria) es el único habitante característico y casi exclusivo de las paredes, de las montañas pirenaicas (en el sentido de especie rupícola con residencia y explotación trófica del hábitat).

Sus alas son muy anchas y exageradamente redondeadas. Observado casi siempre adherido a una roca o pared, y muy ocasionalmente en tierra, resalta su largo, fin y curvado, además de las preciosas alas. La coloración de estas es muy contrastada: presenta tonos negros y rojos y unas pequeñas manchas blancas redondeadas. Las pequeñas plumas negras y rojas son salpicaduras por redondeados puntos de blanco. Su cabeza girada permite contemplar su pico largo y fin, y también sus ojos oscuros y vivos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar