Por Gregorio Magnanego

En esta nueva iteración de la serie “Diálogos con ilustradores científicos” le preguntamos a Clara Cerviño, Roc Olivé, Román García Mora y Vanessa González Ortiz qué objetos, temas, etc. son los que les suponen un mayor esfuerzo o dificultad a la hora de realizar su trabajo.

Clara Cerviño considera que empezar nuevos proyectos siempre supone un gran esfuerzo, más por la incertidumbre y por el desconocimiento que por el tema en concreto. “No sabes muy bien cómo vas a gestionar tu tiempo— nos dice Cerviño — ni qué dificultades pueden surgir por el camino”. Cerviño afirma que una vez le encargaron hacer ilustraciones de 6 especies de Signátidos (familia de caballitos de mar). El primer dibujo le costó muchas repeticiones, pruebas de color, bocetos, etc. Recuerda pasar 60 horas trabajando hasta lograr el resultado que quería. Cerviño añade: “Para los otros 5 no debí de emplear más de 10 horas en cada uno ¡Había conseguido establecer el método de trabajo apropiado para el proyecto!

Hippocampus hippocampusClara Cerviño

González Ortiz, pese a ser oceanógrafa y trabajar con temas relacionados con lo marino, la ecología y la biodiversidad, una vez trabajó en una figura para un artículo sobre un estudio de Parkinson en ratones. Ortiz dice “la doctora jefa del proyecto me pasó el artículo científico y al empezar a leer me di cuenta de que de cada 3 palabras no entendía una”. Ortiz se volvió a sentir como una estudiante de primero. Tuvo que estudiar las partes del cerebro, los procesos hormonales que controlan ciertos estímulos, los ciclos de ciertas sustancias “y básicamente salir de mi zona de confort marina”. “Cualquier tema `nuevo` supone un mayor esfuerzo, pero te ayuda a crecer como profesional”.

Posible terapia para parkinson en ratones / Alarcón-Arís D, et al. Mol Ther. 2018 Vanessa González Ortiz 

Roc Olivé nos cuenta que el Paleoarte es su zona de confort, aunque también domina la ilustración ornitológica y sus años de trabajo en el Aquarium le han dado facilidad para la ilustración ictiológica. “A medida que me alejo de estas áreas me cuesta más— menciona Olivé—, y necesito más ayuda de los expertos, incluso he rechazado trabajos de ilustraciones técnicas de maquinarias (motores de coches) por ser un completo neófito en el tema”.

Ardea cinerea – Roc Olivé

A Román García Mora le gusta planificar mucho los proyectos antes de hacer un solo trazo. No encuentra mucha más dificultad en una temática en particular que en otra, aunque siempre se siente más cómodo cuanta más exigencia tiene en el campo concreto porque tiene muy interiorizados los pasos a seguir. García Mora también comenta que “reunir toda la información posible antes de hacer esa planificación y definir las tareas, es esencial para mí”. Sus proyectos más complicados son aquellos en los que esa recopilación de información es más limitada.

Alalcomenaeus cambricus – Román García Mora